Nuestro Favorito de todos los tiempos; el Chevrolet Impala

 

Y es que este famoso auto se ha convertido en un icono automovilístico por más de diez generaciones. Aquí te traemos un poquito de su historia, sus cambios y su imagen actual.

Un poco de historia…

El icónico Chevrolet Impala fue producido en 1959 exclusivamente para el mercado norteamericano. El primer modelo fue presentado en la feria de autos Motorama como parte de la exhibición de General Motors en 1956. Esta primera versión fue hecha para cautivar al publico y prepararlo para su estreno en agencias un año después. La feria pasó por las ciudades más importantes de Estados Unidos como Nueva York, Los Ángeles, San Francisco y Boston.

Este primer Impala tenía un diseño coupé con capacidad para cuatro pasajeros llamado “Corvette Impala” porque daba ese aspecto de deportivo. Su carrocería era de fibra de vidrio, igual que el Corvette.

Primera Generación…  

La primera Generación del Impala se presentó en 1958. El auto fue ofrecido como coupé y descapotable, y gracias a su mezcla con el Corvette, le dio una imagen deportiva que solo sumó más éxito al auto. Su diseñador, Harley Earl propuso medidas para el auto que provocaran un cambio en sus modelos anteriores pertenecientes a la línea Bel Air, haciendo el auto mas largo y ancho que los otros modelos. El Impala ofrecía nuevas características disruptivas para su época, entre estas el nuevo motor V-8 con cilindrada de 5700 cc y un sistema de suspensión Air-Level, hacían que el auto fuera mucho más rápido que los anteriores Chevys, y otorgaba una conducción mas suave. El diseño del chasis en forma de X fue de los cambios mas relevantes, ya que brindaba mayor rigidez y mejor rendimiento en carretera. Al interior el auto daba un aire a deportivo, con un volante, puerta e instrumentos mas lujosos que los modelos antiguos.

 

Segunda Generación.

El Impala sufrió varios cambios entre 1959 y 1960. La carrocería fue diseñada para ser mas rápida, mas ágil, y mas moderna, con aletas mas grandes y atrevidas. Nuevos colores le daban un estilo diferente al auto que competía en la época con el Cadillac Eldorado. Abrieron al mercado variantes disponibles como descapotable o coupé de dos o cuatro puertas, o sedan de cuatro puertas.

El Impala tuvo competencia dentro de Chevrolet también, la firma añadió a la gama de modelos de la línea Bel Air el ‘Corvair’, un modelo a dos puertas coupé de menor tamaño y más económico que nuestra estrella. El Corvair vendió 25,000 unidades en su primer año, pero nunca superó al Impala

Tercera y Cuarta Generación.

La tercera generación (1961-1964) vino con otros tantos cambios. Primero perdió las aletas posteriores, actualizó su tablero a un diseño mas elegante. El mercado demandaba opciones más resistentes por lo que en 1961 la firma sacó a la venta el Impala Super Sport, también conocido como Impala SS, con frenos, muelles y amortiguadores mas resistentes, y que más adelante ocuparía en el mismo concepto para autos como el Camaro y el Monte Carlo.  El Impala SS ahora competía junto con el Corvette por el titulo de deportivo. Con un motor V-8 de 5.7 L de alto rendimiento, creó un éxito en el mundo automotriz. Para 1962, de todos los Impala vendidos, 100,000 modelos eran SS. Incluía mejoras como aire acondicionado en versiones estándar y radios manuales o de botón. Pero el toque clásico de este modelo fue el precioso tubo de escape doble, le daba un aire de “chico malo” pero con clase.

Para 1963, el Impala habría vendido alrededor de 832,000 vehículos, y había logrado convertirse en ‘El Coche Americano’. Sus ventas casi duplicaban a las de sus adversarios como el Ford Galaxie.

Las siguientes generaciones no tuvieron grandes cambios, agregaron más opciones de colores dando 15 en total. Una nueva opción tambien fue el techo de vinilo que solo estaba disponible en el modelo coupé y su interior era mas sofisticado.

En 1964 el Impala obtuvo un aspecto mas bajo y pesado, esto debido a los paragolpes más gruesos, parecía arrastrarse en el piso. Otro hecho importante de esta generación fue que el Impala SS se convirtió en su propia línea, creando competencia interna con los Bel Air, y para demostrar su popularidad, en este año se vendieron 890,000 unidades del Impala a comparación de la versión más barata que es la que generalmente tiene mas popularidad del Bel Air con 550,000 ventas.

La cuarta generación (1965-1970) fue marcada por la estilización del auto, y la introducción del ‘Impala Caprice’, disponible exclusivamente en techo duro de cuatro puertas descapotable y detalles de madera en el tablero. Pero nuestro favorito sigue sin vencer con 1 millón de unidades en el 65.

No es hasta la séptima generación que el Impala tiene su oportunidad como estrella de Hollywood acompañando la muerte del famoso rapero “The Notorious B.I.G”.

En la actualidad…

El Chevrolet Impala fue uno de los coches más famosos por casi 10 generaciones. En el 2013 fue presentado el Impala 2014 en el Salón Automóvil de Nueva York, pero claro que no se puede comparar un clásico con un auto moderno. Sin embargo, esta belleza ha logrado anteponer los años y ha sobrevivido y soportado los cambios para poder resistir en un mercado tan voraz y competitivo como el de la actualidad. Hoy, el Impala es un tranquilo sedán de excelentes capacidades, pero claro no se puede negar la belleza de un clásico con la modernidad. Como ya hemos dicho, los clásicos nunca pasan de moda.

Aun no hay comentarios!!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *