El comeback de los clásicos – Nuestros top 3 autos clásicos de todos los tiempos.

El comeback de los clásicos

No es normal andar por la calle y de pronto mirar un auto de los famosísimos años dorados estacionado justo ahí. Pero como descubrimos antes, los autos clásicos están regresando al mercado y ahora tienen mas valor que nunca; ya sea por sus piezas hechas a la medida (custom made), o por los colores brillantes que reflejaban la energía de la época, o la elegancia y porte del auto en sí. Así que hoy te traemos nuestros top 3autos clásicos de todos los tiempos, que están haciendo un comeback.

  • El Dodge Challenger 1970-1974

A pesar de que con el nombre “Dodge Challenger” se identifican ya tres generaciones diferentes de automóviles, el primer uso del nombre fue para comercializar una versión del Silver Challenger en los años 60’s. La realidad es que el nombre no le hace justicia a la primera generación de los Challenger. Este modelo de auto pony Dodge se construyó en base a una plataforma de Chrysler para un modelo propio, con techos rígidos y el estilo del cuerpo convertible y más robusto, adaptándose al Challenger. Es muy parecido a otros modelos lanzados por Cadillac, esto debido principalmente a su tamaño.  Fue introducido al mercado de la ciudad de Los Ángeles en Estados Unidos en el año 1969, el cambio de época representaba una etapa divergente para los autos. Se esperaban modelos mas compactos, mas suaves. En cambio, el Challenger presenta un diseño amplio e impotente, en su época compitió contra el Mercury Cougar y el Pontiac Firebird. Entre sus características principales se encuentra un motor Inline -6, también conocido como V8 con carburador de dos cañones, sobrepasando por mucho la capacidad de los motores de la época. El éxito fe tal que para 1971 se designó una nueva línea, el “Challenger Coupé” con el mismo motor, pero ligero para brindar más potencia a las transmisiones. La versión coupé fue hecha como la versión “sofisticada del auto”. Con diferentes caballos de fuerza, el cliente podría escoger entre versiones con 335, 375, 390, o hasta 425 caballos de fuerza.   La transmisión estándar era manual de 3 velocidades y la versión se encontraba disponible en techo duro o convertible. Para especificaciones más lujosas incluía asientos de cuero, techo de vinillo y una consola al interior en la parte superior que contenía 3 luces. Este clásico verdaderamente revolucionó el diseño de autos, volviéndose una de las competencias más fuertes por su diseño, automatización y tecnología en su época y hasta la fecha.

  • 1956 MW 507

Este roadster fue producido de los años 1956 a 1959, quizás esto es lo que lo hizo tan especial. Su mercado inicial era ser exportado a Estados Unidos, pero la producción terminó siendo tan cara que no se logró el objetivo deseado, por lo que solo se produjeron 252 automóviles en estos 3 años. Es un verdadero automóvil de colección. Su peso en vacío es de aproximadamente 1,330 kg. El material principal utilizado es aluminio y nunca hubo dos modelos exactamente iguales. Del total de la producción se vendieron solo 11 autos con techo rígido fabricado a mano, como cada auto es diferente, cada teco rígido se adapta solo al automóvil para el que fue producido. Exacto, cada pieza fue constituida para una y solo una parte de un automóvil. Un verdadero sueño. Entrando en más detalle, la suspensión delantera era paralela con doble wishbones, muelles de barra de torsión y una barra estabilizadora. El motor era de aluminio, con aleación V8 OHV con dos carburadores de barril y una bomba de cadena impulsada por aceite. Alcanzaba una velocidad máxima de 122 mph cuando la estándar de la época apenas llegaba a 100. Este clásico hizo su debuto como se debe, en el Hotel Waldorf-Astoria de Nueva York en 1955 y atrajo a compradores celebres como Elvis Presley y Hans Stuck. Pero las utilidades apenas alcanzaban para cubrir la producción por lo que el auto de maravilla realmente represento grandes perdidas para la industria alemana.

  • 1953-1954 Buick Skylark

El Buick Skylark es un automóvil de pasajeros fabricado en seis ciclos de producción. Aunque la versión de la que hablaremos trata sobre este convertible de dos puertas, el Buick Roadmaster cuenta con un motor Nailhead V8. Este auto fue creado en conmemoración del aniversario número 50 del fabricante Buick, uniéndose a la tendencia establecida por otros como el Cadillac Series 62 Eldorado y el Odlsmobile 98 Fiesta como un convertible de alta gama y producción limitada. Fue introducido al mercado en 1953 por General Motors, y con solo 1,690 unidades fabricadas resulto ser uno de los más exitosos autos del mundo. La producción genuina duro por dos años, tomando como modelo base el 76R de dos puertas Roadmaster descapotable, el Skylark tenia dimensiones muy similares. Su motor, el Nailhead V8 mencionado antes, y un sistema eléctrico de 12 voltios fueron primicias en su diseño. Muchas piezas fueron elaboradas a mano y en 1954 volvió con un diseño radical, este incluía recortes en las llantas para dar contraste y color al del cuerpo. El tronco estaba inclinado hacia atrás como si pesara más la parte trasera que la delantera, y las luces traseras sobresalían de sus guardar rabos dando un diseño rebelde. Un auto de la época creado para ser presumido.

 

Estos autos son top verdaderamente, revolucionaron estilo y tecnología de la época para convertirse en un ícono de la época.  ¿Cuéntanos cuál es tu favorito y por qué? Y si tienes otro clásico, vintage por ahí escondido haznos saber todas sus características para que nos de un buen #CarCrush.

Aun no hay comentarios!!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *