Consejos de seguridad para conducir autos híbridos.

 

Aunque son cada vez más los coches híbridos que salen al mercado, aún existen incógnitas sobre cómo sacarles el mayor provecho y de ese modo ahorrar en gasolina y mantenimientos. Por lo que Toyota se dio la tarea de crear un excelente manuscrito sobre los mejores consejos de seguridad para tu híbrido en infografías, aquí te traemos todos los detalles.

¿Qué es un Híbrido?

Comencemos con lo primero. Definamos que es un hibrido. Son aquellos autos que combinan el motor convencional de gasolina con uno eléctrico, a manera de obtener el máximo beneficio de ambos. El motor eléctrico funciona con baterías auto-recargables, esto significa que no necesitamos enchufarlo en ningún caso, la batería se carga con la electricidad producida por regeneración durante la marcha, es decir, al frenar, y de igual manera transforma la energía contenida en el combustible a través del motor térmico.

El indicador del sistema híbrido nos informa de cuál es el flujo de energía, y nos ayuda a optimizar el consumo energético. Tiene tres modos: Charge, Eco y Power.

  • CHARGE-Regeneración eléctrica: al frenar o levantar el pie del acelerador, el sistema híbrido transforma energía cinética en eléctrica que se utiliza para cargar la batería híbrida.
  • ECO: el sistema híbrido gestiona de forma automática la propulsión más eficiente para consumir lo mínimo posible.
  • POWER: para lograr una respuesta ágil y segura, el sistema híbrido combina el máximo par disponible del motor eléctrico y térmico a la vez.

 

¿Cómo se conduce un híbrido?

No es muy diferente a la conducción de un coche automático, pero si puede varia de acuerdo a la situación en la que nos encontremos para sacar su mejor ventaja.

  1. Arranque

Para aprovechar la energía acumulada en la batería de tu hibrido, te recomendamos arrancar suavemente en modo eléctrico y acelerar, dentro de la zona ECO, esto te evitará el desgaste de combustible al arranque.

2. Conducción urbana

Cuando conducimos por la ciudad, generalmente necesitamos más potencia para rebasar o movernos más rápido y llegar a nuestro destino. Podemos alcanzar las velocidades permitidas en el modo Eco. Si desaceleramos de golpe, el motor de gasolina se enciende y apaga de forma automática según la demanda de aceleración o deceleración. Cuando el vehículo va a una a velocidad constante, se conecta de nuevo al modo Eco, ahorrando más combustible. Usted puede saber si el motor de gasolina está apagado si su medidor Eco se encuentra de la mitad hacia la izquierda.

3. Aceleración fuerte-Subida

En este caso, el motor eléctrico y el de gasolina unen sus fuerzas de forma automática para aumentar la capacidad de aceleración y por tanto la seguridad en carretera.

4. Descenso

El conductor puede conectar el freno motor para aumentar la retención del coche y así evitar utilizar en exceso los frenos, reduciendo el uso del motor de combustible.

5. Conducción carretera

A velocidades superiores a los 100km/h, el motor de gasolina es el que actúa, y es mucho más eficiente al consumir el combustible que a bajas velocidades. En cualquier caso, el sistema híbrido sigue vigilando de forma automática qué combinación es la más eficiente según la velocidad y potencia que requieras.

6. Frenada

Mientras frenamos suavemente el sistema híbrido se encarga de recargar la batería. Es importante anticipar bien las frenadas y no hacerlo de golpe porque esto hace que el modo Eco se desactive y se utilice el combustible normal, creando más desgaste de este.

 

 

 

Aun no hay comentarios!!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *